¡LO QUE TUS FACCIONES DICEN DE TU VIDA SEXUAL!


segĂşn- la-forma-de-tu-rostro-dice-que-te-gusta-en-el-sexo
¡LO QUE TUS FACCIONES DICEN DE TU VIDA SEXUAL!



¡LO QUE TUS FACCIONES DICEN DE TU VIDA SEXUAL!


Qué dice tu cara de tus gustos en la cama

La tĂ©cnica milenaria de la lectura de las facciones del rostro puede describir los secretos ocultos y las posiciones preferidas de las personas a la hora ir a la cama. ¿CĂłmo es la nariz de tu amante? ¿Y sus ojos? ¡Descubre sus preferencias en el sexo! En China llevan más de 3000 años practicando la lectura de las facciones de los rostros.

 

Tracey Cox, especialista en relaciones, determina que esta tĂ©cnica puede ser utilizada para saber cuáles son los deseos sexuales de cada persona. SegĂşn explica nuestras facciones hablan un lenguaje secreto y nos dicen cuáles son nuestras caracterĂ­sticas y nuestros deseos escondidos. Pero esto depende de la forma de cada rostro ya que nadie es igual a otro. 

 

El rostro humano genera más de 7000 expresiones distintivas y solo usamos algunas de esas cada dĂ­a para sonreĂ­r, demostrar enojo o sorpresa. El arte de leer las caras nos da claves para saber cuáles son las posiciones sexuales favoritas de cada uno, si son más fanáticos de los besos en el cuello o en la espalda o si son verdaderos adictos al sexo. 


 

Si quiere saber cuál es el nivel de interĂ©s de una persona para tener relaciones sexuales, ahora puede averiguarlo, simplemente observando detalles especĂ­ficos de su rostro. 

 

 

La forma de la nariz:


 

  • Nariz Finita y puntiaguda

 

Suelen ser personas soñadoras y muy románticas, porque lo que les gusta es el sexo suave y con mucho amor. Sus posiciones sexuales favoritas son las clásicas, ya que no les interesa tener aventuras erĂłticas. 

 

  •  Nariz irregular

 

Completamente opuesta a las anteriores, son personas que no solo adoran tener sexo, sino que además les encanta hacerlo todo el tiempo y en cualquier lugar, y cuanto más osados, mejor. 

 

La forma de los ojos:


 

  • Ojos claros

 

Les gusta el sexo rápido y que tenga picos de excitaciĂłn para aumentar su libido. Se satisfacen muy rápido y se sienten poco atraĂ­dos al romanticismo y el mundo cursi. 

 

  • Ojos oscuros

 

Son apasionados y adoran las maratones de sexo. Al principio de las relaciones, son difíciles de conocer, pero el esfuerzo vale la pena. Se los determina como la dinamita del sexo. Su lugar preferido es la cama, por lo que lo mejor es tenerlos ahí lo más que puedas.

 

La forma de las cejas:


 

  • Cejas gruesas y tupidas

 

Son los expertos en el sexo. Se alimentan con una dieta de constantes nuevas experiencias, cuanto más erĂłticas, mejor. 

 

  • Cejas finas y con poco vello

 

Son personas con poco interĂ©s en el sexo, pero si en la parte espiritual del amor. Son más románticos que sensuales. 

 

La forma de la boca:

 

 

  • Boca grande

 

Los amantes con bocas grandes son desinteresados y se toman todo el tiempo mundo para darle lugar al placer. En el caso de los hombres, cuanto más grande sea la boca, más potentes serán en la cama.

 

  • Boca con labio inferior carnoso

 

Las personas con labios grandes tienen puntos extra: son aventureros, pero también pueden llegar a ser infieles.

 

  • Boca ancha

 

Describe a personas muy ambiciosas, que en poco tiempo podrĂ­an llegar a convertirse en el rey o la reina del dormitorio.

 

  • Boca pequeña

 

Tienen personalidades muy creativas e imaginativas. Pero no todo es color de rosa en sus vidas: porque llegan muy rápido al orgasmo por lo que la fiesta con ellos se termina rápido. Además, son leales a muy pocos, y no son cariñosos.

 

Las lĂ­neas de expresiĂłn:


 

  • LĂ­neas delgadas debajo de los párpados inferiores de los ojos

 

Son personas con mucho apetito y deseo sexual, que están constantemente listos para tener sexo. En sus estilos de vida nada está prohibido, entre más osado, mejor.

 

  • LĂ­neas finas debajo de la nariz

 

No muchas personas las tienen, pero quienes las poseen determina que son aquellos a quienes el sexo casi no les interesa. Necesitan ser amados constantemente y son muy difĂ­ciles de satisfacer.